Poder Naval
Se sugiere registrarse para acceder al foro.
Utilice, para continuar, los botones que se detallan a continuación.

Gracias por su participación.

Los nuevos portaaviones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los nuevos portaaviones

Mensaje  Marcelo R.Cimino el Vie 04 Feb 2011, 1:02 pm

Los nuevos portaaviones
Por Camil Busquets i Vilanova



No parece necesario enfatizar la importancia del portaaviones en las flotas de combate, puesto que es algo que ya no es nuevo en absoluto y resulta sobradamente reconocido. Desde que se convirtió en el protagonista indiscutible –e indiscutido– de las batallas aeronavales de la II Guerra Mundial (SGM), su papel ha tenido un franco y constante aumento, y en la actualidad los grandes CVN de la US Navy han tomado el protagonismo –a flote– de lo que hace un siglo representaban la sarta de bases que el Reino Unido había ido agenciándose a lo largo y ancho del planeta en la época dorada de la Era Victoriana.

Con los acrónimos CLAAR, STOVL y STOBAR se sintetizan las tendencias actuales en lo que se refiere al buque capaz de operar con aviones de ruedas que despegan y anavean desde o en su cubierta de vuelo. El primero representa el concepto del portaaviones provisto de catapultas de lanzado, con anaveaje por retención o frenado mediante cable (Catapult Launching And Arrested Recovery). El segundo significa todo lo contrario, el avión que despega en carrera corta mediante una rampa ski-jump y anavea en una maniobra vertical (Short Take-Off and Vertical Landing)(1). El tercero lo veremos en un momento.

En lo concerniente a la llamada plataforma -es decir, el propio buque- las diferencias exteriores saltan fácilmente a la vista, ya que tanto por su porte como por las dimensiones, así como instalaciones, las diferencias que cabe hallar entre los portaaviones CLAAR y STOVL resultan manifiestas y notorias. Y sin necesidad de tener que llegar hasta los extremos de mayor esoterismo, como son costo, dotación, propulsión, etc.

El costo del portaaviones STOVL resulta mucho más reducido que el de un CLAAR. Y ello es así porque, de hecho, se podría pensar en un simple buque mercante con una cubierta de vuelo suficientemente reforzada para actuar como tal. En 1982, las Malvinas se encargaron de demostrarlo, pues los británicos operaron sus Harrier desde simples buques portacontenedores en algunos momentos en que tuvieron que hacer de la necesidad virtud, como fue el caso del Atlantic Conveyor.

De ahí la existencia actualmente de diversos buques de esa guisa, los cuales prosiguen una saga que comenzó en dos buques españoles, el Príncipe de Asturias y el Chakri Naruebet. El primero es un desarrollo de uno de los proyectos de Gibbs & Cox, a instancias del almirante Zumwalt, de la US Navy, que al final hablaba más español que inglés; y el segundo es un proyecto totalmente español construido para la Armada tailandesa. En ambos casos, tienen estándares que cabría considerar mercantes. A partir de estos han sido unos cuantos los que les han ido siguiendo aguas y, entre ellos, y por aquello de la familia, el nuevo LL/BPE español, así como otros similares que serán objeto de comentario en su momento.

La consecuencia más directa de todo ello es que los costos de uno y otro tipo de buque resultan diametralmente distintos. Si un CLAAR es un buque de gran porte y dimensiones que a menudo sobrepasan los 1.000 pies, casi siempre con propulsión nuclear y todo cuanto ello representa, un STOVL, en la práctica, se acaba sintetizando como un casco construido a partir de estándares mercantes, dotado de uno o dos elevadores, un hangar y ski-jump proel.

Por lo general, se suele considerar en círculos autorizados que el mayor y más principal inconveniente al que tuvo que enfrentarse la URSS para disponer de una aviación naval convencional fue, precisamente, carecer de la tecnología adecuada para construir un portaaviones, algo que no logró ni recurriendo a la posible copia de lo existente, pues el conocimiento de los elementos, aunque sea extenso y completo, no significa dominar su tecnología. Así, su Almirante Kusnetzov (ex Tblisi), personalísima y solitaria unidad en su especie, utiliza un sistema que cabe calificar como híbrido, dado que sus aviones despegan por ski-jump y anavean por medio de cuatro cables de retención sobre una pista oblicua. Dicho sistema se conoce como STOBAR (Short Take Off But Arrested Recovery) y es casi seguro va a ser el usado por los futuros Vikrant hindú y Queen Elizabeth/ Prince of Wales británicos.

De hoy a pasado mañana



Diseñar y construir un gran portaaviones nuclear es algo que no se hace en meses. Y de esto pueden hablar a fondo y dar fe los franceses, puesto que su Charles de Gaulle no dejó de darles ocasionales sinsabores, hasta tiempo después de haber sido dado de alta oficialmente(2).

Por su parte, los norteamericanos, cuyo último buque entregado ha sido el Ronald Reagan (CVN-76), penúltimo ejemplar de la clase Nimitz(3), vieron como su primer bloque se colocaba en febrero de 1998, entrando en servicio en un plazo algo superior a los cinco años (12 de julio del 2003), pero ahí no se computa el tiempo invertido en las fases preparatorias. Y se debería tener en cuenta que esta clase es el último eslabón de una larga y compleja saga de buques, que comenzó con los Forrestal y Enterprise en un ya muy lejano 1952 y 1958, en que, respectivamente, se les puso la quilla como CVA-59 y CVN-65.

Diseñar ex novo un buque tan complejo como un portaaviones, o bien modificar sustancialmente un modelo existente, es una tarea, pues, que puede precisar incluso una década. De ahí que no hablemos de un mañana sino de un pasado mañana. Y quien también tendría algo que decir al respecto es la Marine Nationale francesa, dado que su Charles de Gaulle, el cual se comenzó a gestar en los últimos años setenta del siglo XX, se inició en 1989 y entregó en el 2001, aunque la plena operatividad no la alcanzase hasta un par de ejercicios más tarde.

No son demasiados los países que hoy en día estudian, diseñan o bien construyen portaaviones, sean del tipo que sean. Y ni añadiéndoles los buques anfibios o de proyección estratégica, dotados de una cubierta de vuelo con capacidad de operar con aviones de ala fija, el número llega a ser alto. Como mucho se trata de EEUU, España, Francia, India, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia. Y de ésta última no se conoce ningún plan al respecto. A éstos cabe añadir Corea, cuyo proyecto de LSD provisto de cubierta de vuelo puede compararse a otros similares, pero el que sea un país asiático, y por tanto vecino de China, India y Japón, zona sobre la cual se especula bastante a niveles políticos y económicos, no deja de dar pie a determinadas suspicacias.

CVN-78 “Coral Sea”



Conocido como CVN(X) y CVN-21, parece que el CVN-78 Coral Sea va a ser un buque muy distinto a los habituales portaaviones nucleares norteamericanos. No hay síntomas de que vaya a comenzarse hasta el 2008 y estaría en servicio antes de 2015. De momento, se habla de cuatro buques de los que ya se conocen nombres, intentando volver a criterios tradicionales(4).

Aunque en un primer momento se programasen como sustitutos de los dos buques de propulsión convencional que quedan en activo (CV-63 Kitty Hawk y CV-67 J. F. Kennedy), es bastante probable que cuando los CVN-78 y CVN-79 entren en servicio, los CV-63 y CV-67 lleven ya varios años en esa especie de limbo naval que es el desarme y permanencia en una de las bases o puertos de preservación, lo cual comportará una disminución de la potencia efectiva de la US Navy, ya que no se prevé que estos buques estén en servicio, respectivamente, antes del 2015, 2019, 2025 y 2031. Por tanto, es muy probable que también sean los sustitutos de los dos primeros Nimitz, ya que al comisionarse éstos en un ya algo lejano 1975 (Nimitz) y 1977 (Eisenhower), en tales fechas frisarán el medio siglo de vida. O ya lo habrán sobrepasado. Pero, a tenor de cómo se desarrollen los acontecimientos mundiales, muy poca importancia mundial va a tener el si la US Navy cuenta sólo con 10, 11 ó 12 portaaviones nucleares de ataque.

La filosofía de proyecto de estos buques va a ser básicamente la de los Nimitz/ Bush, aunque aumentándoles sobremanera sus prestaciones. En el proyecto y en su aspecto exterior destaca particularmente la isla de nuevo diseño y diversas peculiaridades del casco. A niveles menos notorios, cabe destacar el amplio uso de material RAM, lo cual, según dicen pruebas de ordenador, les reducirá su firma radárica a un 5 por ciento con respecto a la de un Nimitz(5). Para la construcción van a utilizarse de modo masivo materiales compuestos y aleaciones especiales, lo que reducirá considerablemente la corrosión producida por el efecto salino y, al propio tiempo, aumentará su resistencia estructural.

La dotación se prevé de la mitad de la de un Nimitz, circunstancia que se ha convertido en algo así como el desideratum de la US Navy puesto que el 70 por ciento de su presupuesto es absorbido por los salarios. Tal circunstancia, además, va a venir que ni pintada, debido a la considerable reducción de los alistamientos, aunque cabe pensar que si en un futuro los gobiernos norteamericanos logran sacudirse la actual servidumbre de Irak, llegarán a un nivel más suculento. Pero estos buques serán ampliamente polivalentes y con capacidad de acomodación de hasta 400 efectivos con equipo de combate completo(6).

Aunque, en principio, se prevé que su propulsión sea nuclear y similar a la de los Nimitz(7), con la que alcanzarán 34 nudos de velocidad, se especula que es posible que para los próximos años treinta ya van a estar disponibles los nuevos reactores de fusión(8), con los cuales podrá disponerse de unos 2 nudos más.

Uno de los puntos que va a ofrecer mayor novedad en estos buques será su gran capacidad de producción de energía eléctrica, estimada en un 50 por ciento superior a la de un Nimitz(9). Potencia obligada por el empleo de una nueva catapulta –electromagnética– que va a sustituir a las ya muy veteranas de vapor, de menor eficiencia(10), así como el sistema para recoger aviones, un tanto distinto del actualmente utilizado.

De nuestra cosecha añadiremos que es también probable que la necesidad de una producción mucho mayor de energía eléctrica radique asimismo en la posibilidad del uso de HELW, o armas láser de alta energía(11). Al mismo tiempo, también es probable que venga obligada por la disposición de sensores radáricos de paneles de fase, al estilo de los SPY, con objeto de proporcionar por sí mismos la suficiente cobertura para garantizar una autodefensa efectiva y un control aéreo amplio y capaz(12).

En lo que se refiere a dotación aérea, se está hablando de los nuevos Joint Strike Fighter and Joint Unmanned Combat Air Systems(13). Gracias a los nuevos medios de lanzamiento, se cuenta con ampliar la velocidad del mismo. Asimismo hay que mencionar nuevos tipos de elevador de armas Advanced Weapons Elevador (AWE). Por lo que se refiere a su armamento, –grupo aéreo aparte– dispondrán de lanzadores verticales Mk-41, a sustituir cuando se pueda por los nuevos Mk-55. Por el momento, se estima que su defensa de punto estará formada por cañones Phalanx y misiles RAM y, a pesar que resulte expuesto hacer predicciones al respecto, dado que la tecnología armamentística avanza a gran velocidad, hay que contar asimismo que pronto estará disponible el nuevo Sea Sabre Mk-44. El misil se dice que será el ESSM (Evolved Sea Sparrow).

Como armamento antiterrorista, hoy una constante en los buques de la US Navy, a cuyo bordo hay un estado de paranoia considerable, rayano en la neurastenia, es probable que se les dote de cañones con gran velocidad de fuego y/o lanzagranadas. Si es que no aparece algo de mayor efectividad.

Queen Elizabeth

Después de casi un cuarto de siglo sin portaaviones pesados de flota, la Royal Navy, por su parte, está proyectando en estos momentos un par de STOVL polivalentes. Su desplazamiento y eslora los hará los mayores buques de guerra construidos nunca en el Reino Unido. Es posible que el proyecto los empariente de algún modo u otro con el del segundo portaaviones francés, pues al haber desistido este país a la idea que su segunda unidad fuese también nuclear, cabe en lo posible una posible unificación, con lo que las dos naciones se beneficiarían de una notable reducción de costos. Pero éste es un tema más político que técnico, por lo que resultará imprescindible ver como evolucionan las circunstancias internacionales.

Si las previsiones se cumplen, estos buques (Queen Elizabeth y Prince of Wales) deberían entrar en servicio en el 2012 y 2015, respectivamente, pero conviene mirar el tema con cierto realismo y, si se mantiene fría la cabeza y los pies calientes, parece obligado pensar que esas fechas puedan verse alteradas de modo considerable.

Las noticias que circulan alrededor de los CV británicos indican que van a ser buques de 65.000 ton., con lo que casi triplicarán el desplazamiento de los actuales Invencible. Se les concede una velocidad máxima de 26 nudos, con 15 de económica (¿8.000 millas de autonomía?), hecho que si, por un lado, les asemeja con el francés (27 nudos de velocidad máxima), por otra los aleja definitivamente de él, pues la autonomía del de Gaulle es prácticamente ilimitada, al ser de propulsión nuclear.

El programa de construcción preveía que el corte de aceros se iniciara en las primeras semanas del 2006, comenzándose el ensamblaje de módulos en el 2009, en el astillero de Rosyth. Las pruebas de mar serán en el 2010 y el acto de entrega en el 2011. Si el programa se cumple al pie de la letra en octubre del 2012 estaría completamente en servicio el primer buque y, tres años más tarde, en octubre del 2015, el segundo. Las disponibilidades teóricas se estiman en 584 días/año (para dos buques); intervalo mínimo entre dos avituallamientos, 7 días; entre dos carenados: 6 años; entre dos mantenimientos: 6 meses.

En lo tocante al sistema de propulsión, aún no parece estar claro cual de los dos propuestos va a resultar finalmente elegido. En uno se utilizarían dos azimutales IFEP(14), con potencias del orden de 25-30 MW y energía suministrada por turbogeneradores con turbina a gas WR-21(15). En la otra sería uno clásico con ejes, hélices y timones convencionales, con propulsión mediante motores eléctricos de inducción y 40 MW, que utilizarían igualmente turbogeneradores, dos Rolls Royce Trent MT-30, de 36 MW. Además, cuatro generadores diesel de otros 40 MW en total. Las últimas noticias al respecto dan mayores puntos a este último sistema sobre el primero.

El casco ha sido proyectado para poder permanecer en servicio durante 50 años(16). En este aspecto, la vida activa del buque se prevé que sea mayor que la del avión con el que está proyectado que opere, el F-35 STOVL, el cual, por el momento, está proporcionando considerables problemas en su proyecto y desarrollo(17). Medidas de protección del casco que el proyectista consideró adecuadas(18) se desecharon para contener los costos dentro de márgenes razonables.

El aspecto exterior de estos buques no dejará de ser atípico, debido a su isla doble. En la de proa se hallarán todos los sistemas para el control del buque y en la de popa (FLYCO) los de control del vuelo. Se dice que tal configuración proporcionará ventajas: notable incremento de la superficie de vuelo, reducción de las turbulencias y flexibilidad mayor del espacio debajo de la cubierta, en los hangares. Parece también que situar el centro de control de vuelo en la zona más a popa va a optimizarlo en los momentos críticos de tomas y aproximación.

La cubierta de vuelo podrá lanzar y recuperar simultáneamente y estará provista de un ski-jump proel de 13o. Aunque cuando se entregue no se prevén ni catapultas de lanzado ni cables de frenado, no se descarta que éstos puedan instalarse más adelante. En tal caso, se piensa en una catapulta a vapor o electromagnética, así como un sistema de detención, también electromagnético. Están previstos tres caminos de rodadura, dos de 160 m., aproximadamente, y otro de 260, éste de casi toda la longitud de la cubierta. Los dos primeros serán para STOVL y el otro para aviones con mayor carga. La cubierta dispondrá además de varios spots para las tomas del F-35. Habrá dos elevadores con capacidad de 70 ton., ambos a estribor y en voladizo, uno entre las dos islas y el otro a popa de la isla posterior.

Dependiendo del presupuesto disponible está previsto un conjunto formado por un radar multifunción BAE Systems Sampson en la isla proel, así como un Alenia Marconi S 1850M de búsqueda aérea en la popel. Este se prevé que opere en la banda de 1 a 2 GHz, con alcance del orden de 400 km. El primero dispondrá de paneles de fase y tendrá una cobertura de 360o. No cabe duda que su pirulí en tetraedro, con radomo superior en PRFV, proporcionará una apariencia tan personal como la del APAR en las fragatas alemanas y holandesas.

El GAE de estos buques se prevé en unos 36 aparatos, entre los que van a haber aviones F-35, helicópteros Merlin y Maritime Airborne Surveillance and Control (MASC), un aparato multiuso y multifunción sucesor del Sea King AEW, para cuyo papel se habla incluso del V-22 Osprey. La frecuencia máxima de lanzamientos será de 24 aeronaves en un cuarto de hora y la de anaveajes de 24 en 24 minutos. El maximum maximorum de operaciones está previsto en 110 salidas en 24 horas. El hangar medirá 155 m. de largo por 33,5 de ancho, con alturas de entre 6,7 a 10 m, y tendrá capacidad para hasta 20 aparatos de ala fija o rotatoria.

Las últimas noticias al respecto mencionan que se construirán modularmente en diversos astilleros: el Bloque 4, en BAES-Govan; Bloque 3, BAES-Barrow; Bloque 2/VT, Group Portsmouth; Bloque 1 (proa), Babcock Rosyth, donde, además, serán ensamblados todos los módulos.



Vikrant(19)

La Unión India posee una de las flotas militares más poderosas de toda Asia, China incluida. Y aunque no posea submarinos lanzamisiles(20) –por el momento–, como sí tiene China, en cambio dispone de portaaviones(21), junto a más de una docena de submarinos convencionales modernos, a los que se añadirán seis del novísimo Scorpène.

Heredera del Hermes británico, buque que en la guerra de las Malvinas jugó un papel decisivo, al que le adjudicó el nombre de Viraat, ya desde unos algo lejanos años sesenta disponía del Vikrant, anterior Hercules, buque de porte un tanto reducido, pero que, convenientemente modernizado en los años 1976-77 y 1980-81(22), permitió que India alcanzase niveles aeronavales un tanto notables. A éste se añadió en los primeros ochenta, justo después de las Malvinas, el citado Hermes, actualmente único portaaviones hindú, ya que el Vikrant fue dado de baja hace unos pocos años. Pero a aquel va a sumársele en el 2009 el Almirante Gorshkov/ Baku, que, con sus más de 45.000 ton. y cerca de 300 m. de eslora, será un refuerzo considerable(23).

Aún no satisfecha la nación india con ello, está construyendo en Cochin Shipyard un portaaviones medio de escuadra -pueden acabar por ser un par- con propulsión convencional. Su desplazamiento será de 38.000 ton. a plena carga, dispondrá de cubierta oblicua y rampa proel, por lo que podrá operar indistintamente con aviones MiG-29 y Harrier, a la vez de los diversos tipos de helicópteros de que dispone su Armada, es decir, SH-3 Sea King, Ka-28, Ka-31, Alouette III, Helix y HAL Dhruv.

Esta nueva unidad ofrecerá una imagen muy poco habitual, aunque no deje de ser posible que, con el tiempo y la llegada de nuevos buques, la rareza de determinadas presencias acabe por hacerse consuetudinaria.



Francia

El segundo portaaviones francés está proyectado que entre en servicio efectivo en el 2014, puesto que para ese año se programa la primera recarga de combustible nuclear del Charles de Gaulle. O sea, que en cierto modo se trata de una apuesta a plazo fijo, lo cual no dejará de condicionar mucho al respecto, ya que los plazos de comienzo de obra en grada (2009) y de botadura (2011) habrán de seguirse al pie de la letra, si se desea que el buque se halle efectivamente en servicio en el 2014 ó 2015.

El PA-2 se proyecta sobre una filosofía de portaaviones medio de 60.000 ton. de desplazamiento (284 m. de eslora total y 72 de manga en cubierta de vuelo), con propulsión eléctrica plenamente integrada a partir de una planta diesel o de turbina de gas. La velocidad máxima prevista es de 27 nudos, no conociéndose su autonomía y velocidad económica, pero sí cabe especular que se situará en torno a las 10.000 millas y 15 nudos.

Dispondrá de un grupo aéreo de hasta 35 aparatos, estimándose que el estándar estará en torno a los 32 Rafale M y 3 E-2C Hawkeye, a los que se añadirán hasta 5 helicópteros NH-90. Con la única excepción de su armamento de misiles SAM, que serán Aster 15, se especula sobre los otros datos, al igual que los de electrónica.

Debido a que el proyecto y construcción de este buque es muy posible que se acabe viendo unido al de los dos buques británicos similares, todo lo que le rodea cabe considerarlo como nebuloso e impreciso, así como sujeto a decisiones de orden político.



China

Desde hace ya algunos años, China mostró interés en poseer buques de tipo portaaviones. De hecho, ya en 1996-97, cuando se botó y entregó el Chakri Naruebet tailandés, se supo del interés de Beijing para hacerse con un buque como aquel, que se dirigió luego hacia algunos buques rusos, cuando vio que las posibilidades de ello eran prácticamente nulas.

Al filo del cambio del año 2001 al 2002, el ex ruso Varyag, o lo que queda de él(24), fue remolcado hasta la base china de Dalian. Después poco se sabe de lo que ha ocurrido, llegándose inclusive a decir que se transformaría en un gran casino a flote, pero no parece razonable traer un buque del otro extremo del mundo para no aprovechar de él hasta su mínima posibilidad. Máxime si se piensa que China, como India, va a ser uno de los grandes a la vuelta de unos pocos años. Si es que no lo es ya(25).

Hasta aquí hemos tratado lo que cabría considerar portaaviones más o menos puros, pero hay otros buques en proyecto o construcción que, disponiendo de alguna de las prestaciones de aquellos, no lo son propiamente, o por lo menos no van a tener denominación de tal.



Italia

El Cavour italiano comenzó ya su andadura al ser botado el 20 de julio del 2004, teniendo prevista su entrega en el 2007. Por el momento, ya posee un record para la historia, pues es el primer buque de guerra de superficie con un porte importante que se ha botado en dos partes, un bloque proel, de aproximadamente el 40 por ciento de la eslora total, y otro popel con el resto, isla incluida. Probablemente no va a ser el último en hacerlo con tal guisa y habrá que ir acostumbrándose a verlos, pero por el momento, suena a inusual ver botar un casco sin proa.

Ambas partes han sido construidas por Fincantieri, la de popa en Riva Trigoso, cerca de Génova, y la otra en Muggiano, próxima a La Spezia, donde además se ensamblarán ambas y se dará fin al buque. De este modo se ha podido repartir mejor la carga de trabajo entre ambas factorías. Y ello es asimismo probable que se convierta en algo habitual, ya que el problema de la falta de trabajo en algunos sitios puede acabar por convertirse en una constante. De ahí que haya de echar mano a alguna solución ingeniosa, práctica y viable a un tiempo(26).

Al parecer, se tratará de un portaaviones con amplia capacidad anfibia, con un hangar para aviones, helicópteros y todo tipo de vehículos y dos elevadores de 30 ton., ambos a estribor, por delante y detrás de la isla. Una amplia habitabilidad reconfirma la polivalencia del buque: 451 personas de dotación; 203 del GAE; 145 EM y 360 infantes.



España


España mantiene en servicio uno de los portaaviones ligeros de escuadra con mayor personalidad que existen, el Príncipe de Asturias, pero este buque, entrado en servicio en 1989, se halla ya dentro de la segunda mitad de su posible vida activa. De ahí la construcción de una nueva unidad de tipo polivalente, cuyo nombre aún no ha sido asignado y por el momento sigue siendo el buque de proyección estratégica (BPE) o LL(27), que, con 27.000 ton. a plena carga, será el mayor buque que habrá dispuesto jamás la Armada Española.

Aunque en su filosofía de uso se contemplan preferentemente misiones anfibias, proyección estratégica y auxilio a poblaciones civiles en caso de desastres naturales, también podrá actuar como relevo del Príncipe de Asturias en sus períodos de inmovilización. Consecuentemente, dispondrá de servicios de auxilio y cura similares a los de los Galicia, potenciados.

Una configuración tipo de la posible carga podría ser: 46 carros ligeros más 42 Leopard; 70 contenedores de 20 ton; 32 NH-90 ó 19 AV-8 ó 12 CH-47 ó 13 NH-90 y 11 AV-8.



Japón

Como es más que sabido, la Kaijoh Jiei-Tai japonesa es una Armada un tanto atípica. Llamada Fuerza de Autodefensa Marítima (Maritime Self-Defence Force/ MSDF) oficialmente, es tal vez la más poderosa militar de Asia(28), con 19 submarinos convencionales modernos, cuatro docenas de destructores entre los que se hallan varios clónicos de los DDG (clase Burke/Austin norteamericanos), una decena de fragatas, 29 buques de guerra de minas, del orden de 40 auxiliares de todo tipo y a todo ello hay que añadir casi 200 aviones y helicópteros. Además, cuenta con un poderoso Guardacostas, en cuyas filas hay unos 500 buques de diversos portes, así como unas cincuenta aeronaves.

Tan poderosa Armada hasta hoy no disponía de portaaviones, dado que con tan sólo oír hablar del tema se les erizaba el vello a muchos de los habitantes de los países que sufrieron y lucharon contra Japón durante la II Guerra Mundial (SGM), ni que se tratase de buques un tanto polivalentes no provistos de cubierta de vuelo enteriza(29). Y con la construcción de sus dos DDHM es muy probable que el tema siga más o menos igual, pero los nuevos Future Destroyer tienen tan innegable pinta de portaaeronaves actual que les va a resultar complicado convencer a los demás países que esos buques no son algo muy próximo en toda regla.

Según la edición 2006-07 del JFS serán buques similares al Príncipe de Asturias español, aunque desprovistos de rampa proel ski jump, y sin una definida capacidad de operar con aviones STOVL. Pero si lo primero es una peculiaridad notoria desde el exterior, lo segundo resulta bastante más difícil de comprobar, por lo menos en cuanto hace referencia a la propia resistencia estructural de la cubierta de vuelo, que es lo que a la hora de la verdad permite o no operar eficazmente con esas aeronaves.

Sea como fuere, el hecho es que Japón dispondrá en el 2009 de uno de estos buques y, probablemente, otro más hacia el 2011. Cierto es que su desplazamiento resulta modesto (13.500 ton. estándar) y que miden 197 m. de eslora máxima por 33 de manga, pero recordemos todo lo que puede realizar nuestro Príncipe con sus aquilatadas medidas y desplazamiento y deduzcamos prestaciones.

Una de las características que, por el momento, ya se les adjudica, es la de ser unos futuros sustitutos de los Haruna y Hiei, por lo que se les reconoce capacidad de buques de mando.


Corea



La República de Corea botó recientemente su LPD(30) de la clase Dokdo, tipo de buque que también parece destinado a cierta polémica, debido a sus prestaciones sabidas y a otras menos conocidas(31). Las informaciones hablan de un primer buque, al que seguirá otro gemelo y tal vez un tercero semejante; pero asimismo se menciona un posible cuarto. Lo que sí parece seguro, por el momento, son los nombres de tres: Dokdo, Marado y Baeknyeongdo.

Por el momento han aparecido algunas fotos del acto de la botadura(32), el 12 de julio, y en ellas el buque pinta muy bien. Oficialmente será un LPD anfibio, si bien la amplia polivalencia que van a tener los de las generaciones próximas obliga a ser precavidos al respecto.



Conclusión

El portaaviones parece, pues, predestinado a sufrir una renovación muy considerable en su morfología y cometido, de acuerdo con los nuevos tiempos que le van a tocar vivir, es decir, aquellos en los cuales no van a suscitarse guerras al estilo clásico si no otras muy distintas, tanto en su génesis como en sus causas y realización. Esto hará probable que quepa hablar más de operaciones políticas, cuando no de puro y simple saneamiento de zonas, que no de enfrentamientos formales.


Pero el que, por una parte, los avances tecnológicos sean constantes, así como que por otra los acontecimientos políticos se sucedan al ritmo más trepidante, obliga a ser precavidos al respecto, ya que cabe, dentro de lo posible, que un mismo buque se vea radicalmente transformado a lo largo de su vida activa, toda vez que aquello de La economía, estúpidos, la economía(33) sigue siendo quien más manda y ésta exige hacer durar los buques tanto como se pueda. Más o menos como siempre, pero aún peor. Si cabe.



(1) Conviene puntualizar que esta denominación es relativamente moderna y que este tipo de avión/buque se conoció durante sus primeros años como V/STOL (Vertical/Short Take Off and Landing) y con tal simbiosis estuvo funcionando en los años setenta sobre buques sin ski-jump, entre ellos nuestro Dédalo (ex Cabot), a cuyo bordo de ensayó la modalidad de despegue en cruzado mágico. Más adelante, cuando, a consecuencia del ski-jump el despegue vertical dejó paso a la modalidad STO (Short Take-Off), la V del vertical se desplazó al penúltimo lugar del acrónimo, ya que el despegue en esta modalidad fue abandonado a causa del consumo de combustible y limitación de prestaciones.

(2) Recordemos, al respecto, la pérdida de una de sus hélices cuando navegaba por el Caribe en viaje de presentación. Tuvo que regresar a toda prisa -es un decir- a Francia para recibir las del Clemenceau. Y a pesar que no hayan trascendido otros inconvenientes, ello no quiere decir que no se produjeran, pero de ser así no dejaría de ser humano intentar escamotearlos o reducirlos, en un intento de no menoscabar la tecnología gala.

(3) Con los tres últimos buques de la clase Nimitz se ha suscitado una especie de cambalache político, ya que los republicanos sólo consintieron en que el CVN-75 se llamase Harry S. Truman, cuando los demócratas hicieron lo propio con el Ronald Reagan (CVN-76). El CVN-77, que se entregará en abril de 2008, ya tiene el nombre adjudicado de George H. W. Bush.

(4) Tradicionalmente, los nombres de portaaviones de la US Navy eran de batallas. Tan sólo se rompió esa norma una única vez, con el caso de uno de los Essex, el Shangri-La, bautizado así por haber dicho el presidente Roosevelt ser el lugar de donde habían despegado los B-25 de Doolittle que atacaron al Japón en abril de 1942. Cuando se construyeron los superportaaviones de la clase Forrestal, el cabeza de serie recibió tal denominación en memoria de James. V. Forrestal, secretario de Marina durante la Guerra, algo que con el Nimitz se convirtió en costumbre habitual, aunque los últimos rifirrafes con el nombre de los Truman, Reagan y Bush es posible hayan colmado el aguante del Estado Mayor de la US Navy, y de ahí que hayan surgido los nombres de Coral Sea (CVN-78), Midway (CVN-79), Leyte Gulf (CVN-80) y Reprisal (CVN-81).

(5) Si, según se nos dijo en una ocasión, la firma radárica de un Burke es similar a la de un pesquero y la de un Nimitz es probable sea asimismo relativamente reducida, con tal disminución tal vez se llegue a la de una simple piragua. Lo cual, en pleno océano, no dejará de resultar muy sospechoso.

(6) Lo cual obliga a suponer que también podrá realizar roles de determinado tipo de buque de asalto anfibio o algo similar.

(7) Dos reactores nucleares de fisión Westinghouse/ General Electric PWR A4W/A1 G de agua presurizada y cuatro turbinas de vapor, con potencia total 206 MW (280.000 CV). Además, cuatro motores diesel (2 MW cada uno) para emergencias.

(8) La diferencia básica entre uno y otro tipo es que los de fisión son radiactivos y sumamente complejos y los de fusión van a ser más limpios y bastante menos peligrosos. Evidentemente, eso son elucubraciones tecnológicas, ya que la verdad está aún por ver, aunque las explicaciones de los técnicos son esas.

(9) Los Nimitz disponen de ocho turbogeneradores de 8.000 kW cada uno, lo cual hace un total de 64.000 kW. Los nuevos CV-78 parece que van a disponer de unos 100.000 kW de potencia eléctrica.

(10) Los respectivos acrónimos serán EMALS (ElectroMagnetic Aircraft Launching System) y EARS o EMARS (ElectroMagnetic Aircraft Recovery System).

(11) Armas que, de modo limitado, se utilizaron en las Malvinas por los británicos, si bien de procedencia y construcción norteamericana.

(12) Y si con ello se ahorran uno o dos buques de escolta, miel sobre hojuelas.

(13) Respectivamente, tripulado y no tripulado.

(14) Integrated Full Electric Propulsion (propulsión eléctrica totalmente integrada).

(15) Es probable que la planta sea idéntica a la empleada en las fragatas Tipo 45, clase Daring.

(16) Lo habitual hasta el momento solían ser entre 25 y 30 y luego se les vendía de segunda mano.

(17) Al parecer, está saliendo bastante más pesado de lo previsto.

(18) Como blindaje lateral y mamparos blindados.

(19) Aunque en los anuarios del 2004-05 se le daba ese nombre, en la edición del Jane’s Fighting Ships de 2006-07 se deja la denominación en blanco.

(20) Conviene recordar que hace algunos años sí tuvo en servicio submarinos rusos nucleares, cedidos temporalmente.

(21) Junto con Tailandia -que tiene el Chakri Naruebet, de diseño y construcción española-, es el único país de Asia que dispone de portaaviones.

(22) Se le instaló una ski-jump de 10º y operaba con hasta media docena de Sea Harrier.

(23) Según el JFS 2006-07 se llamará Vikramaditya.

(24) El Varyag, anteriormente, y, entre otros nombres, Riga, fue botado en 1988 en el astillero de Nikolaiev (Ucrania). Los trabajos se suspendieron y llegó a ser un simple casco a flote. Respecto a los posibles portaaviones rusos, nunca más se supo de lo que debía haber sido el Ulyanovsk -primer portaaviones CLAAR de la URSS y Rusia y con propulsión nuclear-, pudiéndose considerar especulación pura y simple cuanto se sepa de ellos.

(25) Puede visitar http://www.globalsecurity.org/military/ world/china/cv.htm y http://www.globalsecurity.org/military/world/china/shichang.htm.

(26) Al respecto, conviene recordar que los dos submarinos de la clase Scorpène chilenos se construyeron en España y Francia, partidos en dos y ensamblados luego.

(27) Se barajan dos nombres (Juan Carlos I y San Juan Nepomuceno), pero por el momento no hay aún nada definitivo. Al respecto, recordemos que con el actual Príncipe de Asturias sucedió algo similar, pues durante un tiempo se barajaron diversas denominaciones, por lo que entretanto se hablaba simplemente del R-11, ya que el código sí lo tenía asignado.

(28) Establecer un orden absoluto al respecto no deja de resultar aventurado, ya que la China no deja de ser, asimismo, muy importante, pero cuando menos sí cabe lo sea en uno u otro aspecto.

(29) Es el caso de los tres Oosumi, cuya denominación es LPD/LSTH.

(30) Buque dique de desembarco.

(31) Más información en http://www.globalsecurity.org/ military/world/rok/lp-x.htm.

(32) http://forum.keypublishing.co.uk/printthread.php?t =46792

(33) Esta frase, pronunciada por el presidente Bill Clinton con objeto de enfatizar su importancia durante una de sus campañas y plantear una batalla ideológica a los republicanos algo alejada de los habituales tópicos, hizo fortuna y se ha convertido en un clásico.


http://www.defensa.com/index.php?option=com_content&view=article&id=223:portaaviones&catid=69:reportajes&Itemid=195





Marcelo R.Cimino
Suboficial Segundo
Suboficial Segundo

Cantidad de envíos : 180
Edad : 51
Localización : Lomas de Zamora Pcia Bs.As
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.